Institutio Polaco de Cultura Madrid
Volver

Desnivel dedica la portada al himalayista polaco Krzysztof Wielicki

Literatura
Desnivel dedica la portada al himalayista polaco Krzysztof Wielicki

Krzysztof Jerzy Wielicki (Szklarka Przygodzicka, 5 de enero 1950), alpinista polaco, comenzó su afición a la montaña con solo 14 años, cuando realizó su primera incursión en los montes  Tatra en Polonia. Allí aprendió lo básico para subsistir en el monte, pero sobretodo había aprendido a trabajar en equipo. Había escalado en los Dolomitas, en los Alpes y en las pequeñas montañas de Polonia pero su mayor logro lo realizó en el Hindu Kush, en la frontera de Afganistán y Pakistán, junto a Alek Lwow y Jurek Pietkiewicz: abrir una vía nueva en el Koh-e-Shkhawr de 7.084 m de altitud. Esa ascensión le valió el reconocimiento de Andrzej Zawada, jefe de la expedición invernal polaca al Everest. Vio en el joven alpinista un valor a añadir en el excelente equipo humano que le acompañaría en aquella expedición.
En 1980, formó parte de la primera expedición polaca que viajó a Nepal para subir la montaña más alta del planeta. El 17 de febrero de 1980, acompañado por su amigo Leszek Cichy, conquistaba el techo del mundo, el monte Everest (8.848 m), en invierno.
Krzysztof Wielicki ha firmado con su apellido varias ascensiones históricas. Se puede decir que con él comenzó el ochomilismo invernal, pues realizó la primera al Everest (8.848 m) con Leszek Cichy el 17 de febrero de 1980. Posteriormente, el 11 de enero de 1986 y haciendo cordada con el mítico Jerzy Kukuczka, llevó a cabo la primera al Kangchenjunga (8.586 m). Y el 31 de diciembre de 1988,  primera al Lhotse (8.516 m) en solitario. Son tres primeras invernales a ochomiles, una cifra que nadie ha superado. Y son las tres primeras ascensiones a los tres picos más altos que se han ascendido jamás en invierno.
Krzysztof Wielicki ha formado parte de innumerables expediciones en el Himalaya. Como escalador durante la edad de oro del alpinismo polaco y como jefe de expedición en los años siguientes. Todavía sigue vivo su sueño de ayudar a Polonia a completar los catorce ochomiles en invierno, cuando las condiciones son realmente adversas. De momento han caído nueve en manos de una expedición íntegramente polaca, un tercio en las suyas propias. "El invierno en el Himalaya sigue siendo un gran reto. En esa época del año las montañas son un misterio, y lo desconocido".
A sus 66 años recién cumplidos, Krzysztof Wielicki ya no está para protagonizar él mismo una gesta de tamaña envergadura, pero sí se siente con fuerzas y tiene la experiencia y el conocimiento para organizar y dirigir la expedición, en la que participarán jóvenes escaladores europeos para poder cerrar el capítulo de las ascensiones invernales a los picos más altos del planeta.

 

#

design by