Institutio Polaco de Cultura Madrid
Volver

Józef Piłsudski: padre de la Independencia polaca

Historia
Józef Piłsudski: padre de la Independencia polaca
Fuente: Narodowe Archiwum Cyfrowe

El padre de la reconstitución del Estado polaco será un polaco-lituano de sus regiones orientales, Józef Piłsudski. El futuro Jefe del Estado polaco nació en el seno de una familia noble, en la aldea de Zułów, cercana a Vilna, un 5 de diciembre de 1867, en el entorno de una familia de 12 hermanos. En el seno de su familia aprendió a amar a su patria polaca, con los recuerdos de su padre, quien participó en la revuelta de 1863 y las poesías de Adam Mickiewicz en el regazo de su madre. En 1875 la familia se estableció en Vilna donde estudió en el instituto ruso, después fue a Charków a estudiar medicina, pero fue expulsado de la universidad por sus actividades clandestinas. Entre 1882 y 1897 estuvo deportado en Siberia al ser detenido junto a su hermano Bronisław, quien formaba parte de una conspiración para matar al zar, pero que fue descubierta por la ojrana, la policía política rusa. 

A su vuelta colaboró en el diario “Robotnik” (Trabajador), vinculado con el partido socialista. En aquel momento el joven revolucionario creía que la libertad de Polonia solo podía venir a través de las armas. En 1904 cuando estalló la guerra ruso-japonesa fue a Japón para pedir ayuda para iniciar una rebelión polaca. La derrota militar rusa propiciará la revolución de 1905. Piłsudski unirá al Partido Socialista Polaco (PPS) a la revuelta que se manifestará en Varsovia, pero que será duramente reprimida. Desde entonces permanecerá en clandestinidad en la zona austriaca llevando acciones contra los rusos. 

Cuando estalle la Primera Guerra Mundial, Piłsudski decidirá organizar las legiones polacas en contra de Rusia y a favor de Austria-Hungría. Las autoridades alemanas organizaron una Polonia autónoma en los territorios ocupados. Sin embargo, cuando los alemanes decidieron absorber a las unidades polacas, causó la oposición de su fundador, y fueron internados. El 11 de noviembre de 1918 se declaró la independencia de Polonia y Piłsudski salió de su internado en Magdeburgo. Después de 123 años de sometimiento extranjero, Polonia surgía de nuevo, y el antiguo revolucionario era nombrado jefe de Estado de la II República. Su principal responsabilidad será establecer las fronteras del nuevo estado polaco en Silesia frente a los cuerpos francos germanos y en el frente oriental, frente a rusos blancos y rojos, con los nacionalistas ucranianos en medio. Sus ejércitos llegarán hasta Kiev, pero los bolcheviques contratacarán y en su intento de extender la revolución a Alemania llegarán a Varsovia. En aquel mes de agosto, el jefe del Estado, que había soñado con restaurar la vieja confederación “entremares” de los Jagellon, como contención de Rusia, debió hacerles frente en los aledaños de la capital. Su victoria, denominada “El Milagro del Vístula” en 1920 salvo a Europa.

El 17 de marzo de 1921 el estado se vertebró como una República parlamentaria y el viejo león abandonó la máxima magistratura en 1922. En mayo de 1926 protagonizará un golpe de Estado y aunque no ocupo de nuevo la jefatura del Estado, mantuvo su relevancia política como primer ministro y en la sombra, hasta su fallecimiento de un cáncer el 12 de mayo de 1935.

José Luis Orella Martínez
Historiador. Profesor titular de la Universidad CEU-San Pablo

#

design by