Institutio Polaco de Cultura Madrid
Volver

Día Internacional de Conmemoración en Memoria de las Víctimas del Holocausto

Historia
Día Internacional de Conmemoración en Memoria de las Víctimas del Holocausto

El 27 de enero, aniversario de la liberación del campo de concentración alemán nazi de Auschwitz-Birkenau, se celebra el Día Internacional de Conmemoración en Memoria de las Víctimas del Holocausto, establecido por la Asemblea General de las Naciones Unidas en 2005.

Auschwitz fue el más grande de los campos alemanes de concentración, el gran referente del Holocausto. Junto con miles de lápidas, monumentos y lugares de memoria diseminados por todo el mundo recuerda los horrorosos crímenes y rinde homenaje a la memoria de las víctimas. 

El primer transporte de los prisioneros llegó a Auschwitz el 14 de junio de 1940. Se trataba de prisioneros políticos polacos, enviados allí como resultado de los arrestos masivos de polacos y la consecuente congestión de las cárceles en la Polonia ocupada por los alemanes.

Dos años más tarde, el campo se convirtió en uno de los principales lugares de la perpetración de la “Endlösung der Judenfrage” (la Solución Final de la Cuestión Judía): el plan nazi de asesinar a todos los judíos que habitaban los territorios ocupados por el Reich Alemán. Solamente en el campo de Auschwitz-Birkenau fueron asesinadas entre un millón y un millón y medio de personas. De las víctimas, casi un millón eran judíos, muchos de ellos ciudadanos polacos. 

El aparato de terror alemán perpetró el Holocausto no sólo en Auschwitz, sino también en centenares de campos de concentración situados en Alemania, en los países aliados con el Eje y en los territorios ocupados, así como en los guetos y durante las ejecuciones en las calles de pueblos y ciudades de toda Europa. Se estima que durante la II Guerra Mundial murieron unos 6 millones de judíos. El campo de Auschwitz-Birkenau fue liberado el 27 de enero de 1945 tras la entrada del Ejército Rojo en el territorio polaco ocupado. 

La muerte de los millones de judíos será para siempre una vergüenza para toda la humanidad. Después de una tragedia de tal tamaño, la unica forma de no dejar de creer en el ser humano es recordar las historias de las personas que ayudaron a salvar a los judíos del Holocausto. Entre ellos, había también polacos. El Gobierno Polaco en el exilio, así como miles de ciudadanos, en un gesto de solidaridad humana, se implicaron en la ayuda a los judíos, a pesar de que en la Polonia ocupada tales actividades se castigaban con la pena de muerte. El Consejo de Ayuda a Judíos “Żegota”, una agenda del Estado polaco clandestino, fue la única organización oficial en la Europa ocupada cuyo objetivo fue proporcionar auxilio a los judíos. De hecho, los polacos constituyen el grupo más grande de entre todos los condecorados con la medalla de Justo entre las Naciones, otorgada por el Centro Mundial de Conmemoración de la Shoá Yad Vashem. Los diplomáticos polacos también se implicaron en la salvación de los judíos. Gracias a las actividades del Grupo de Ładoś entre los años 1942 y 1943 se pudo salvar a centenares de judíos provenientes de Holanda, Polonia, Alemania, Austria, Francia, Eslovaquia y otros países europeos.

El campo de Auschwitz se convirtió en el símbolo de la barbarie nazi. Aunque la mayoría de las víctimas del Holocausto ni siquiera tiene tumbas propias, su memoria sigue viva, transmitida por varias personas, instituciones y actividades, dentro de las actividades establecidas para celebrar el Día Internacional de Conmemoración en Memoria de las Víctimas del Holocausto.

#

design by