Institutio Polaco de Cultura Madrid
Volver

Tuwim, el poeta bueno

Literatura
Tuwim, el poeta bueno

Será una velada de aroma poético en la que se evocará la personalidad y la maestría de Tuwim, se leerán sus poemas en polaco, español y algún otro idioma, se entonarán sus canciones,  se contarán anécdotas, se proyectarán fotos y fragmentos de películas.
El acto tendrá como remate una copa de vino, homenaje canalla al autor de “Antología báquica” y “Diccionario de beodos”.

Julian Tuwim (Tuwim significa bueno en hebreo) era un poeta polaco de origen judío (1894-1953) que brilló como traductor (de Pushkin, entre otros),  autor de libretos, compositor, entre otras facetas artísticas. Poemas para niños, versos de corte lírico, canciones que se entonaban en los cabarets de la Polonia de entreguerras, nos descubren un ingenio mayúsculo cuyas obras se han transmitido durante tres generaciones.

Aunque Tuwim escribía en polaco, su amor por el idioma y la cultura polaca que le habían inculcado sus padres convivía con el orgullo de ser judío. A los  ataques de los antisemitas contestaba siempre con  poemas  punzantes  que dejaban en ridículo a los atacantes y acababan circulando por la ciudad en forma de chistes. En 1944, publicó el manifiesto “Nosotros, judíos polacos” en el cual rendía homenaje a  las víctimas del Holocausto (entre ellas su madre, asesinada por los nazis en un hospital psiquiátrico cerca de Varsovia) y habla de su  judaísmo, su amor por Polonia y su visión futura de un país libre de antisemitismo y de totalitarismos. De hecho la invasión nazi le condujo a un prolongado periplo por tierras de Europa y de América del que regresó en 1946.

En su ciudad natal, Lodz, en la calle Piotrkowska, se encuentra un banco sobre el que se encuentra  la figura en bronce de Julian Tuwim: un señor de nariz aguileña y una mancha en el lado izquierdo de su rostro, que observa inmóvil la animada calle. Muchos jóvenes enamorados se sientan a su lado y palpan su efigie, pues la leyenda dice que trae suerte en asuntos de amor.

17 de septiembre, 19.30 horas. (Acceso gratuito)
Palacio de Cañete, c/ Mayor, 69

#

design by